Prospección sísmica para una completa visión del subsuelo

Submitted by admin on Fri, 03/15/2013 - 11:51

 

 

La búsqueda de hidrocarburos ha recorrido un largo camino desde la época en la que la exploración se limitaba a la observación de los recursos que se filtraban a la superficie. Uno de los avances más trascendentales es la prospección sísmica, que ha transformado la dinámica del sector en diversos países, incluido Colombia.
 

Los servicios de exploración sísmica, así como los de transporte y perforación, han sido piezas clave para el desarrollo que el sector de hidrocarburos ha alcanzado en los últimos cinco años. En esta materia, los avances han permitido identificar las oportunidades que se encuentran en el subsuelo y que acercan al país, cada vez más, a nuevos máximos en la producción de crudo. La industria de la prospección sísmica cuenta con una extensa oferta de jugadores nacionales e internacionales, quienes reconocen el potencial que se encuentra a lo largo de la geografía nacional.

 

En 2012, se realizaron 18.205 km de sísmica 2D y, para este año, la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) se ha propuesto la meta de alcanzar un total de 25.665 km en las cuencas con menor información geológica. Además, se espera que la demanda de los operadores por este servicio se dispare gracias al inicio de actividades de exploración en los bloques adjudicados recientemente.


Por ejemplo, en 2012 Ecopetrol adquirió 1.655,4 km de sísmica, particularmente en la región del Magdalena Medio y en cuencas offshore. Para este año la compañía espera adelantar una campaña de sísmica de
8.500 km.


Proveedores sofisticados y experimentados


Al analizar este segmento de la industria de bienes y servicios petroleros, se encuentran empresas dedicadas exclusivamente a la prospección sísmica altamente tecnificada y encontramos un mercado cada vez más complejo y avanzado. Existen varios casos de éxito, como la colombiana G2 Seismic Ltd., que desde 1992 se ha establecido como una sólida competidora en el país. A la fecha, la compañía ha manejado más de cien proyectos en Bolivia, Ecuador, Perú y Colombia. Su conocimiento del mercado petrolero local incluye más de 3.000 km de sísmica 2D y 700 km en 3D.


Entre los proyectos que ha desarrollado en el país se encuentra Quifa 3D, para Pacific Rubiales Energy, con 3.462,57 km lineales de sísmica y una área de influencia directa en tres veredas del municipio de Puerto Gaitán. Otra iniciativa en la que participa G2 Seismic es San Jacinto Norte (SSJN-7), donde la empresa se encuentra adelantando la etapa pre-operativa (licencia social, permisos y campamento). En este prospecto, se adelantarán 331,92 lineales, contando como área de influencia los municipios de Corozal, Morroa, Los Palmitos, Sincé, San Juan de Betulia, Coloso, Sampués y Chinú, en la región caribe colombiana.

 

Otro ejemplo de emprendimiento en esta área es SAExploration, multinacional que se originó en Perú en 2006 y con presencia en Australia, Canadá, EE. UU. y varios países de la región, como Bolivia, Brasil y Colombia. Desde su entrada al país, la empresa ha crecido aproximadamente en un 15% anual, y ha realizado 1.199 km2 de sísmica 3D y 1.465 km lineales de 2D.


“El 90% de nuestra empresa viene de Veritas CGG, la firma de sísmica más grande del mundo, con lo que garantizamos un amplio legado de experiencia internacional. Desde que iniciamos operaciones en Colombia, hemos tenido la oportunidad de trabajar para los principales operadores del mercado, como Shell, Pacific Rubiales o Pluspetrol, en las regiones de mayor prospección en el país, incluidas aquellas con mayores retos en materia de seguridad, como Arauca y Vichada”, dijo Arturo Méndez, vicepresidente de mercadeo y negocios de SAExploration.


En el futuro Méndez espera que Colombia represente el 70% de los ingresos generales de la compañía en Latinoamérica.

 

Otro referente es API Geophysical, una proveedor joven con sede principal en Bogotá. API Geophysical cuenta con un servicio integral para la adquisición de datos sísmicos, además de contar con la capacidad de procesar e interpretar la información requerida por sus clientes. Para Duverney Ardila, CEO y presidente de la compañía, los principales servicios que se demandan actualmente en nuestro país son la adquisición, procesamiento e interpretación para sísmica 2D, 3D, 3D/3C y 4D.


Si bien hay más de 25 empresas dedicadas a la prospección sísmica en Colombia, en realidad son aproximadamente unas 12 las que actualmente cuentan una cuota sustancial del mercado. Los principales jugadores de los hidrocarburos reconocen que este subgrupo de compañías cuentan con la preparación, la experiencia y el recurso humano para prestar servicios profesionales a las más reputadas empresas de E&P, que valoran la experiencia y el desarrollo tecnológico, como componentes diferenciadores para sobresalir en un competido mercado.


Conocimiento de punta al servicio de la exploración

 

La continua innovación tecnológica procedente principalmente de Estados Unidos y de Europa, junto con los equipos y la mano de obra colombiana, han resultado ser una fructífera combinación para empresas como Geokinetics, Geoespectro, CGG y Global Geophysical, entre otras. Los nuevos desarrollos en tecnología de perforación también han hecho que las empresas de sísmica hayan podido generar mejores expectativas, así como la previsión de inversión en exploración petrolera, estimada en US$2.630 millones para los próximos cuatro años.


Ahora, el sector de la sísmica resulta ser cada vez más competitivo, razón por la cual las empresas buscan hacer la diferencia no solamente en cuanto a los resultados finales, sino en el seguimiento y la atención al cliente. Para la mayoría, aumentar su experiencia y expandirse en el mercado latinoamericano representan metas fundamentales en sus estrategias empresariales.


El diseño de programas, métodos de prospección avanzados, estudios de gravimetría y magnetometría, procesamiento e interpretación de información sísmica 2D y 3D, así como bases de datos estructuradas, son requisitos para competir. Varios jugadores han tenido que ir más allá de sus fortalezas e incluso han desarrollado competencias y estrategias para relacionar los proyectos en las comunidades. Evidentemente, las nuevas tecnologías son fundamentales para el desarrollo de los proyectos petroleros, sin embargo, la expectativa del mercado ha aumentado y, hoy día, muchas exploradoras esperan que sus proveedores tengan un enfoque integral, con un manejo respetuoso de las comunidades y amigable con el medio ambiente.


En la actualidad, los tipos de prospección sísmica que se utilizan en Colombia para la adquisición de datos utilizan explosivos, ya que las reglamentaciones del Ministerio del Medio Ambiente prohibieron el uso de las fuentes vibradoras. A su vez, para la recopilación de datos en el país se ofrece la tecnología en tres componentes (3D/3C). Utilizando sistemas inalámbricos de posicionamiento por satélite para cada uno de los sensores, estos permiten hacer operaciones mucho más rápidas en la recolección y control de calidad de los datos. A pesar de estos avances, todavía se utiliza el sistema de conexión por cables y, dependiendo de las necesidades, el registro puede ser en 2D y 3D.


En el procesamiento de esta información, se utilizan sistemas cluster de 64 bits (netwok/cluster processing, multi-processor systems), con software especializado para procesar PSTM, AVO, migración en tiempo y profundidad, atributos sísmicos y multi-componentes (shear wave). Para la utilización de los atributos sísmicos, estos resultan ser una poderosa ayuda para la interpretación de los resultados. Por el momento, las herramientas que combinan estudios de 2D y 3D, a través de flujos de trabajo (workflow) con los estudios geofísicos de (aero) magnetometría, (aero) gravimetría, potenciales y de reservorio, permiten hacer una integración y una visualización masiva en 3D.


Las empresas dedicadas a esta labor exploratoria siguen desarrollando nuevas tecnologías y se mantienen constantemente actualizando sus servicios. Ejemplos de esto se encuentran en empresas como Global Geophysical, la cual ha venido desarrollando un programa de adquisición de datos con estaciones inalámbricas totalmente independientes unas de otras e interconectadas vía satélite.


La tradición local y la experiencia internacional


Actualmente, las empresas nacionales tienen preponderancia en el mercado colombiano, ya que han sido capaces de ajustarse a los vaivenes a los que ha estado expuesto el sector. A su vez, la integración de los servicios por los proveedores nacionales, así como la adquisición, el procesamiento y la interpretación de los datos que ofrecen las empresas colombianas han evolucionado.


Además, el trámite de las licencias medioambientales requeridas, así como su conocimiento sobre la interacción con las comunidades, les ha permitido destacar con una ligera ventaja. Las empresas internacionales, por el contrario, han encontrado dificultades para combinar su knowhow con estrategias de penetración en el mercado colombiano.


Algunas compañías nacionales, como API Geophysical, incluyen en su estrategia corporativa una mayor cooperación con compañías productoras que tienen sus actividades ya establecidas en Colombia. Según Duverney Ardila, CEO y presidente de API Geophysical, “el simple hecho de que ya conocen y valoran nuestros servicios integrales en adquisición, procesamiento e interpretación de la sísmica moderna, es una ventaja para nosotros”.


Empresas como Geoespectro han tenido un gran crecimiento, al duplicar sus beneficios netos en el último año y acumular más de 3.250 km en sísmica 3D y 1.200 km de sísmica 2D, lo que le ha permitido a la empresa demostrar su capacidad técnica y operativa. Por su parte, Sismopetrol ha conseguido posicionar con éxito sus operaciones mediante la innovación en equipos de alta tecnología, tanto en topografía y perforación, como en la actualización de los equipos de adquisición sísmica.


Desde su fundación, en 1999, la empresa ha generado más de 60.000 empleos y ha logrado desarrollar con éxito cerca de 120 proyectos, con los que hasta la fecha suma 26.000 km equivalentes, tanto para la ANH como para empresas de E&P. “Gracias a la experiencia que hemos venido adquiriendo, podríamos decir que ocupamos uno de los primeros lugares en el mercado de sísmica y calculamos una participación del 25%. Actualmente, estamos trabajando con Petrominerales, Ecopetrol, Cepcolsa, Perenco e Interoil”, manifestó Elkin Velasco, supervisor de operaciones de Sismopetrol.


Estos progresos reflejan el crecimiento de la industria, así como los altos estándares de operación en campo. La demanda en el sector de la sísmica en 2012 ha sido fruto del desarrollo general del sector y a la buena administración de la ANH. Como consecuencia de esto, numerosas empresas han comenzado sus operaciones a partir de 2011. Entre estas se encuentran American Geophysical Group, API Geophysical, EGGA Empresa Geofísica y Geológica de Ámerica, EGS Energy Geophysical Services, PSC Premium Seismic Channel Exploration y EXS Explorasur.


Sin embargo, hay empresas locales que se enfrentaron a la cruda realidad de que los contratistas buscan proveedores con experiencia y con capital suficiente para incursionar en un negocio, que si bien tiene buenas perspectivas, también exige altos estándares técnicos. En cambio, empresas internacionales, que traían un mayor know-how, han podido destacar gracias al camino recorrido, aunque, en algunos casos, carecen de la destreza para manejar las particularidades del mercado colombiano.


Los retos inmediatos

 

El manejo y las relaciones con las comunidades han sido desafíos importantes para la prospección sísmica y los programas exploratorios en el país. Esta realidad ha conllevado a que las petroleras reconozcan la necesidad de que la gestión de salud, seguridad y medio ambiente tenga en cuenta el entorno, así como las personas asentadas en su espectro de acción. Este enfoque integral también implica que las iniciativas de responsabilidad social empresarial y generación de valor compartido con las comunidades estén presentes desde la etapa exploratoria y, por tanto, incluyan a los proveedores de servicios de prospección.

 

A la par están los retos en materia de seguridad física a los que se tienen que enfrentar las compañías a la hora de desarrollar sus operaciones. Por ejemplo, para Arturo Méndez de SAExploration: “Las actividades de prospección sísmica en los áreas CP7 de Pluspetrol y CP8 de Talisman, fueron los trabajos más difíciles que hemos afrontado en materia de seguridad. En ninguno de los casos fue posible concluir el compromiso de sísmica inicial, pero logramos cumplir con el objetivo inicial de las compañías”.


Otro de los desafíos que ha presentado la exploración petrolera en Colombia ha sido la obtención de las licencias requeridas ante el Ministerio de Medio Ambiente y las corporaciones regionales competentes. Incluso, las autoridades reconocen que la falta de recursos e infraestructura de los organismos de control dificultan la obtención de los permisos correspondientes. Sin embargo, en múltiples ocasiones el Gobierno ha anunciado su resolución para superar estas falencia.

 

Según estimaciones de Duverney Ardila, CEO y presidente de API Geophysical, existen más de 30 proyectos petroleros que están a la espera de aprobación o modificación de una licencia ambiental. Si no existieran estas trabas, esta producción significaría unos 100.000 barriles diarios de petróleo adicionales.


Otros problemas originados en deficiencias administrativas han sido ocasionadas por la adjudicación de contratos para la adquisición, procesamiento e interpretación de información adquirida por métodos de prospección sísmica otorgados por el Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo (Fonade). En estos contratos se han venido presentando retrasos de más de 12 meses en los cronogramas preestablecidos.


A fin de cuentas, si bien la prospección sísmica enfrenta serios desafíos, el futuro de este campo, así como el del sector de los hidrocarburos, es promisorio. La iniciativa de los proveedores para, por ejemplo, comunicar su trabajo a las comunidades donde se llevan a cabo sus proyectos y su creatividad para desarrollar soluciones innovadoras para superar los desafíos técnicos in situ serán fundamentales para que la sísmica sea una fuerza transformadora de la exploración de hidrocarburos en nuestro país.

Descargue Última Edición